Somalia, Sudán del sur y Yemen. Una introducción a sus conflictos

Somalia, Sudán del sur y Yemen. Una introducción a sus conflictos

SOMALIA

Tras 20 años en el poder, el dictador Siad Barre es derrocado en 1991 por una coalición militar. Con la desaparición de Barre, esta coalición, compuesta por diferentes clanes tribales,  se dividirá y empezará a luchar entre sí, iniciándose una guerra civil y quedando el país dividido en regiones gobernadas por señores de la guerra.

El conflicto se desarrollará sobre todo en el sur. En la parte norte del país, dos regiones se escindirán: Somalilandia y el Estado de Putlandia, desentendiéndose del conflicto y donde ha perdurado una relativa estabilidad.

En 1992 la situación empeora debido a una hambruna extendida por todo el país. Es entonces cuando  Estados Unidos toma parte en el conflicto en una misión de paz, y que servirá como argumento a Ridley Scott para su película Black Hawk down (2001).

A la misión estadounidense  dará relevo la ONU quien retira a sus cascos azules en 1995 sin poner fin al conflicto. En estos momentos, la situación continúa, siendo Somalia un estado fallido en el que las autoridades de la capital, Mogadiscio, apenas tienen autoridad sobrepasados los límites de la ciudad. El resto del país se encuentra gobernado por diferentes señores de la guerra. Un conflicto que no tiene solución a corto plazo.

SUDÁN DEL SUR

El país más joven del mundo nació tras escindirse de Sudan (del norte) mediante un referéndum. Sudán del sur, mayoritariamente subsahariana y cristiana, no había encontrado encaje con el norte, árabe y musulmán.  

Tras dos años de relativa estabilidad desde su independencia, en 2013 un golpe de estado, encabezado por el ex vicepresidente, da comienzo a una guerra civil que dura hasta la actualidad. Ante el vacío de poder, los diversos grupos étnicos controlan de forma autónoma con sus milicias cada uno de sus territorios, convirtiéndose el país en multitud de micro-países.  

Tras el embargo de armas decretado por la ONU, se ha llegado este verano a un principio de acuerdo de paz entre las diversas partes.

YEMEN

Los hutíes son una minoría religiosa que está en conflicto con el gobierno central desde 2004, cuando el gobierno de Yemen apoyó a Estados Unidos en la guerra de Irak. Los hutíes, abiertamente antiamericanos, comenzaron un conflicto de baja intensidad que se ha ido dilatando en el tiempo.

Al problema de los hutíes, se suma en 2007 una serie de revueltas en el sur del país pidiendo la secesión e independencia –Yemen fue dos países hasta la unificación en 1990-. La conflictividad en el país irá creciendo hasta convertirse en una verdadera guerra civil.

En 2005 los rebeldes,  toman la capital y expulsan al dictador que llevaba más de 30 años en el poder. Es entonces cuando su aliado, Arabia Saudí, entra en el conflicto apoyando al gobierno y restituyéndolo en el poder, con la excusa de que Irán (enemigo acérrimo de Arabia Saudí) estaba apoyando a los rebeldes.

La internacionalización del conflicto no ha supuesto el fin de la contienda: por un lado encontramos al gobierno con el apoyo internacional, y por el otro, los rebeldes con supuestos apoyos de Irán. Para complicar más la situación, Al Qaeda ha tomado posiciones en el territorio controlando parte del sur del país.

Autor: Carlos Bielsa

 

No hay comentarios

Añade tu comentario

error: Content is protected !!