Tres países en uno. Pakistán, India y Bangladesh

Tres países en uno. Pakistán, India y Bangladesh

De un mismo país surgieron lo que hoy son tres de los países más densamente poblados del mundo: India, Pakistán y Bangladesh. El divorcio no fue, ni mucho menos, pacífico y las relaciones entre los tres países hermanos afectan a la estabilidad regional y convierte a la zona en uno de los puntos más calientes del planeta. Dos de los tres países son potencias nucleares y, por esta condición, las disputas de carácter regional adquieren una importancia significativa en el orden mundial.

El comienzo de un largo enfrentamiento

Si bienel nacionalismo indio no era nuevo en 1940, aprovechando la posición débil de Reino Unido en medio de la Segunda Guerra Mundial, el partido del Congreso (principal partido de la India) aumentó las presiones para conseguir un acuerdo de independencia a cambio de un apoyo a la participación de la colonia en la guerra. Sin embargo, la actitud impasible del gobierno británico llevó a la cúpula del partido –incluido Gandhi- a la cárcel durante varios años y a una dura represión que sufrieron los partidarios del Parido del Congreso.

Terminada la contienda, la opinión pública británica abogaba en general por una independencia india y era reacia a la represión de los nacionalistas indios. En 1946 se iniciaron las conversaciones en firme para traspasar todo el poder a los indios. La comisión encargada de negociar con los británicos estaba formada por representantes de las principales confesiones del país, destacando la Liga Musulmana, representantes de los musulmanes y al partido del Congreso, representantes de los nacionalistas indios.

Finalmente acordaron la independencia a cambio de la partición del territorio en dos países basándose en la confesión mayoritaria de sus  poblaciones. En ese momento, India contaba con más de 400 mill. de personas, de las cuales un 25% eran musulmanes. La convivencia en muchas ocasiones no había sido pacífica por lo que se optó finalmente por el divorcio.

El encargado de hacer el reparto fue  Cyril Radcliffe, un abogado de prestigio relacionado con la Familia Real Británica y que no había puesto un pie jamás en el país. A Radcliffe se le asignó el cargo de presidente de la Comisión de Límites, sin embargo no solo no había estado en el país, sino que sus colaboradores más próximos denunciaron que tampoco era un gran conocedor de la sociedad india. A pesar de esto, se le concedió tan solo de cinco semanas para establecer la división geográfica entre los dos nuevos países.

El resultado del trabajo de Radcliffe es la “línea Radcliffe” una frontera de más de 2500 km de extensión que separó a los dos países que antes habían sido uno.

El 14 de agosto de 1947 se declaró la independencia de Pakistán, mientras que al día siguiente se declaraba la de la India. Lo curioso de todo es que en ese momento, en el que se estaban realizando pomposas ceremonias de unidad nacional de sendos países, nadie conocía aún el trazado de las fronteras que se iba a establecer entre ellos.

Días después, Cyril Radcliffe dio a conocer el resultado de su rápido trabajo, dejando insatisfecho a todo el mundo. Una vez finalizado el trabajo, quemó todas sus notas y abandonó el país para no volver jamás. 

Pakistán surgió entonces compuesto por dos entes territoriales separados por más de 2000 km. Así mismo, en muchas regiones fronterizas, donde el número de fieles de una y otra confesión eran bastante similares, se obligó a que una mitad de esos habitantes estuviera destinada a emigrar a su nuevo país según su confesión.

La creación de una nueva frontera entre los dos nuevos países provocó unos movimientos de población en masa de más de 12 millones de afectados, la mayor en la historia de la Humanidad. Si bien, esto no fue todo. No olvidemos que antes de la partición, India estaba formada por más de 550 principados que se unieron libremente a uno u otro estado según la confesión preponderante de su población, que solía ser la misma que la de sus gobernantes –los rajás-. No obstante, no todos los principados se unieron inicialmente a alguno de los nuevos países. Uno de esos casos fue el de Cachemira, en el norte de la región, con mayoría de población musulmana pero con gobernante indú.

Tras la negativa de no querer integrarse ningún país, varias milicias musulmanas iniciaron la conquista del principado, lo que provocó que el rajá, para asegurar su supervivencia, firmara un acuerdo de adhesión con la India y esta salió en su defensa iniciándose un conflicto que dura hasta nuestro días. El conflicto de Cachemira ha provocado ya hasta tres guerras entre los dos países sin llegar a una solución pactada.

Nacimiento de Bangladesh

Pakistán se había conformado por dos territorios: el territorio actual de Pakistán (Pakistán Occidental) y Pakistán Oriental, actual Bangladesh. Sin embargo, cuando dos territorios de un mismo país están distanciados por más de 2000 km es fácil que se produzca una cierta desconexión entre ambas zonas. En 1971, la desidia y la falta de presencia estatal en la región de Pakistán Oriental culminó en una serie de revueltas nacionalistas debido a la negación de los resultados electorales de la región por parte de Pakistán Occidental.

La sublevación del ejército de Pakistán Oriental tuvo un inmediato apoyo de la India. El conflicto que duró 10 meses finalizó con la independencia de Pakistán Oriental que se convertiría en el actual Bangladesh. Esta guerra se saldó con considerables bajas militares pakistaníes tanto de efectivos como de material (Pakistán perdió un cuarto de su aviación militar)

Carrera nuclear

A mediados de los sesenta, tras la segunda guerra con Pakistán y un conflicto fronterizo con China, el gobierno de la India se hizo eco de los sectores más militaristas y comenzó su programa nuclear con el fin de crear un arsenal nuclear propio.

Así pues, el desarrollo del arsenal nuclear se llevó a cabo en un periodo de tiempo relativamente corto, y en 1974 se realiza la primera prueba atómica del ejército indio.

Como respuesta inmediata, Pakistán inicia un programa nuclear con el fin de contrarrestar la desventaja armamentística en la que se encontraba con su vecino. Ante la falta de obra de mano cualificada, se envió a cientos de estudiantes a diversas universidades de todo el mundo con el fin de adquirir los conocimientos necesarios para desarrollar un programa nuclear propio. No es casual que una de las figuras más importantes de Pakistán y con más relevancia internacional fuera  el físico Abdus Salam, premiado con el Novel de Física por sus estudios relacionados con el campo nuclear.

Pese a la presión internacional, ninguno de los países son miembros del Tratado de No Proliferación Nuclear. En la actualidad se estima que India posee un arsenal de entre 50 a 60 ojivas nucleares, mientras que Pakistán contaría con unas 100 ojivas nucleares en su arsenal.  La convicción de los gobiernos pakistaníes por armarse nuclearmente ha hecho que se destine una gran parte del presupuesto nacional a uso militar, convirtiendo a Pakistán en uno de los países con mayor gasto militar, siendo su principal  proveedor China.

El tercero en disputa

Bangladesh, con una población de más de 160 mill. de habitantes, cuenta también con un ejército considerable, rodeado prácticamente en su totalidad por India, las relaciones con este país han sido complejas, a pesar de ser un aliado fundamental en su independencia. Sin embargo, las diferentes disputas fronterizas y conflictos por recursos naturales compartidos han enrarecido las relaciones entre ambos países, algo que ha aprovechado China, muy próxima geográficamente, y se haya erigido como el primer socio comercial de país desplazando a India a la segunda posición.

Las relaciones entre Pakistán y Bangladesh son estables y cordiales. Si bien durante los primeros años después de la independencia Pakistán intentó vetar la entrada de su antigua región a  diversos foros, en la actualidad conviven en diversas organizaciones y próximamente van a firmar un tratado de libre comercio.

Conclusiones

La frontera norte de la India, en la que se encuentra con Pakistán y China,  es una de las zonas más sensibles del planeta. Con una región disputada entre las tres potencias nucleares,  la región de Cachemira se convierte en un punto geoestratégico crucial para la estabilidad de Asia. El acercamiento de China a Bangladesh y Pakistán puede verse como un intento de cercar a su principal competidor regional.

Mientras, la botadura hace unos días de un submarino nuclear por parte del ejército indio ha crispado el ambiente.  La posibilidad de lanzar armamento nuclear desde un submarino no es un asunto sin importancia, ya que aumenta considerablemente la respuesta dos ante un conflicto nuclear. Es decir, un contraataque desde el mar ante un posible ataque nuclear que hubiera eliminado las lanzaderas terrestres. Ante esto, Pakistán  ha asegurado que está considerando la posibilidad de alquilar submarinos nucleares a Pekín, en lo que los analistas ven como un posible repunte de la carrera armamentística iniciada entre los dos países desde su separación.

Autor: Carlos Bielsa

 

Comentarios: 1

  1. Alvaro dice:

    Me gustó la nota, muy sencilla y completa. Profundizar el estudio de la influencia china en esta situación regional de Asia sería un trabajo más que interesante de realizar. Saludos.

Añade tu comentario

error: Content is protected !!