La geopolítica de las multinacionales

La geopolítica de las multinacionales

Desde hace algunas décadas las empresas multinacionales se han convertido en actores de gran influencia en el equilibrio de poder del sistema internacional. Su objetivo es claro, generar y maximizar utilidades a costa de lo que sea. Son capaces de traspasar fronteras, financiar gobiernos y crear redes complejas de alianzas entre diferentes sujetos a lo largo y ancho del mundo. Es decir, crear una política exterior propia.

El origen de las mismas, se remonta al último tercio del siglo XIX y ocurre en un momento notable de evolución científica y tecnológica en el desarrollo y democratización de los sistemas de producción y comercialización, propiciando la aparición de nuevos productos y creando necesidades de consumo en la sociedad. Además, estos avances tecnológicos aplicados en los medios de comunicación y transporte, facilitaron la expansión de las empresas por todo el mundo, así como la aceleración de lo que hoy se conoce como el “libre mercado”. La génesis de muchas de las primeras empresas multinacionales surge en esta etapa y fue la resultante de un proceso de expansión empresarial impulsado por la explotación y comercialización de las materias primas. Después, con el paso de dos guerras mundiales el mundo atravesó por un proceso de reordenación e institucionalización de la economía mundial. Gracias a los organismos creados, la liberación del mercado, la aceleración de flujos financieros y estandarización del tipo de cambio, permitió que las empresas multinacionales consagraran una naturaleza intercontinental de relaciones económicas capitalistas. A raíz del proceso globalizador en la década de los 90´s, las multinacionales se convirtieron en los actores con mayor relevancia del sistema internacional, esparciendo una doctrina económica, política y cultural por todo el mundo, adquiriendo un poder mayor que el de los Estados/Nación.

10 multinacionales alimentación controlan principales productos agroalimentarios

Para poder dimensionar el poderío de las multinacionales en la actualidad, la Fundación Global Justice Now generó un estudio basado en una lista de las 100 mayores entidades económicas del mundo. El ranking toma como referencia el PIB de los países y la facturación de las empresas para poder identificar las burbujas de mayor concentración económica. El resultado fue sumamente impresionante. Países como los Estados Unidos, China, Japón, Francia y el Reino Unido encabezan la lista. Lo revelador surge después, grupos como Waltmart, State Grid, National Petroleum, Sinopec, Royal Dutch Shell, Exxon Mobil, Volkswagen, Toyota y Apple completan los primeros escaños. Estos grupos están enfocados en sectores estratégicos como: transporte, energía, tecnología, finanzas, servicios, etc. El valor combinado de estas multinacionales es comparable al PIB de los 180 países más pequeños del planeta, como: Polonia, Ghana, Uruguay, Vietnam, por mencionar algunos.

Los procesos de fusión de estas grandes empresas les permiten crecer en magnitudes estratosféricas. Incluso resulta ingenuo pensar que con tanto poder no se influya en la vida pública, en la vida política y en las leyes de un país. De hecho a lo largo de la historia hemos visto como estas entidades económicas se han apoderado de sectores estratégicos de desarrollo, además de que utilizan su poderío económico para presionar a los gobiernos y así poder salvaguardar sus intereses.

Ante esto, surgen las siguientes interrogantes: ¿Hasta dónde son capaces de llegar con tal de salvaguardar sus intereses? o ¿ No deberían de generar acciones para contribuir a un mundo mejor?. Y es que a veces parecería todo lo contrario. Hemos visto casos en donde han defendido regímenes autoritarios antidemocráticos; Es decir, no promueven, ni adoptan la democracia liberal como una de sus metas mundiales. Además pareciera que pueden llegar a representar una amenaza para el medio ambiente, los derechos humanos y para las reglas organizativas de la gobernanza mundial.

Lo que se puede deducir en este análisis es que las multinacionales promueven el orden mundial vigente, un orden que les permite proteger sus intereses y ganancias a cambio de lo que sea, un orden que les permite influir en las estructuras de todos los niveles de la gobernanza mundial y sobre todo, un orden en donde las reglas, las ponen ellas.

Autores:

Adrián Campos @adriancamposdia. Adrián Campos Licenciado en Negocios Internacionales por el Instituto Politécnico Nacional. Cuenta con estudios en Políticas de Seguridad Nacional y Seguridad Pública por la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Alfonso de la O @Alfonso_dela0. Alfonso de la O Licenciado en Negocios Internacionales por el Instituto Politécnico Nacional. Cuenta con estudios sobre la Historia de las Relaciones Diplomáticas de México por el Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revoluciones de México de la Universidad Nacional Autónoma de México.

 

No hay comentarios

Añade tu comentario

error: Content is protected !!