LOS RETOS DEL 2019

LOS RETOS DEL 2019

El año que acabamos de inaugurar está repleto de citas clave en el panorama internacional. En este artículo se va a exponer cuatro de los numerosos retos de los que deberemos estar atentos en este intenso año.

La Unión Europea está inmersa en una de sus crisis más graves de toda su historia. La salida de Reino Unido ha coincidido en un momento no precisamente álgido para la Unión. Las elecciones al Parlamento Europeo de mayo son la oportunidad de los partidos euroescépticos para tomar las posiciones más ventajosas de su historia. Con el viento a favor por el Brexit, los euroescépticos tendrán más presencia que nunca en el Parlamento Europeo mientras que la Unión no muestra  la fortaleza de antaño.

En otro ámbito de cosas, en Estados Unidos,  el desaparecido Partido Demócrata elegirá a su líder para las elecciones de 2020 en las que intentará arrebatar la Presidencia a los republicanos que han cerrado filas en torno a Trump.

Por último, Venezuela está enmarcada en una crisis institucional en la que, a día de hoy, hay dos personas que ostentan la Presidencia del país. Con un Maduro acorralado que se ha enrocado ante la presión internacional, la cúpula del ejército le ha dado su apoyo. Mientras, el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, sigue recabando apoyos internacionales.

La Unión Europea

La Unión Europeo mira con expectación a dos fechas claves. Por un lado el 29 de marzo es la fecha límite para que Reino Unido abandone la Unión. La otra, del 23 al 26 de mayo, se celebran  las elecciones europeas.

Una vez llegado a un acuerdo in extremis entre el gobierno británico y la Unión Europea, el siguiente paso se ha enquistado. La propuesta de ruptura llevado al Parlamento británico por Teresa May no fue aprobado el pasado 15 de enero, El rechazo al proyecto no fue algo menor, sino que fue la mayor derrota que ha vivido una propuesta del gobierno británico ante el Parlamento  en su historia, con más de 200 votos de diferencia. Los encendidos debates parlamentarios y situaciones realmente kafquianas que se están viendo en la Cámara de los Comunes, – uno de los diputados intentó llevarse en medio de un pleno la maza que representa la Corona en el Parlamento– son un reflejo de las posiciones polarizadas que la población británica tiene sobre el asunto.  

Las posibilidades de que Reino Unido salga de la Unión sin un acuerdo aumentan cada día que pasa. Pero ¿Qué diferencia hay entre un brexit blando y un brexit duro?  

La salida a través de un brexit blando permitiría ciertos acuerdos entre la UE y el Reino Unido que paliarían, en cierto modo, a través de diferentes medidas, la ruptura total entre las dos partes. Es decir, si bien Reino Unido saldría de la Unión, tanto los ciudadanos británicos en Europa como los europeos en Reino Unido conservarían algunos de los derechos actuales. Lo mismo sucedería con respecto a políticas relacionadas con aduanas, transporte o servicios. Sin embargo, con un brexit duro –sin ningún tipo de acuerdo con la Unión-  Reino Unido se convertiría de la noche a la mañana en un Estado con el que la Unión Europea no tendría apenas acuerdo de ningún tipo. Lo que puede ocasionar la interrupción inmediata de los vuelos entre Reino Unido y los países miembros de la Unión, por ejemplo.

Por otro lado, la otra cita trascendental a la que se va a enfrentar la Unión es a las elecciones europeas. Se suele decir  cuando se convocan elecciones, con alegatos grandilocuentes y un discurso un tanto impostado, que son tremendamente importantes, trascendentales  y siempre, por un motivo u otro, acaban catalogándose como históricas.

Sin embargo,  en esta ocasión, es de las pocas ocasiones en las que no es retórico catalogarlas como tal. En esta ocasión, sí se puede definir este llamamiento a las urnas como crucial y, desde luego, puede marcar un cambio de rumbo en la historia de la Unión Europea.

Tras salir de la recesión del 2008, nos encontramos con una Unión Europea exhausta y desorientada. Bruselas no ha sabido gestionar bien la crisis económica en una serie de países que ahora le contestan con un gran apoyo al euroescepticismo. Si bien es cierto que los partidos euroescépticos no son nuevos, el contundente apoyo que están comenzando a recibir sí que lo es.

Para muchos de los euroescépticos Europa es vista como la “bruja mala” o la madrastra del cuento que ha obligado a sus gobiernos nacionales a realizar políticas de ajustes que en ocasiones, como ha reconocido la misma Comisión, han sido desproporcionadas e incluso contraproducentes. El discurso de “más Europa” a estos sectores de población  les suena a más desprotección y austeridad. La Unión ha abandonado durante los años de la crisis la cara social para volcarse única y exclusivamente en la cara tecnócrata y fiscal. Por lo que la imagen de Bruselas ya no es la misma que antes de la crisis.

Es sin duda, la mayor amenaza a la que ha hecho frente la Unión Europea en su historia. Es obvio que los euroescépticos nunca habian sido tan numerosos  y no habían tenido hasta ahora tanta presencia en el parlamento como la que pronostican las encuestas. Con la salida del Reino Unido se han agrandado las esperanzas de muchos de estos partidos para alcanzar sus aspiraciones, desde el Frente Nacional de Le Pen en Francia, hasta la Liga Norte de Salvini en Italia o el FPÖ austriaco.

Estados Unidos mirando al 2020

Otro de los temas cruciales al que vamos a prestar mucha atención este año es al inicio de las primarias del Partido Demócrata y previsible rival de Donald Trump a la presidencia estadounidense en 2020.

Frente a la administración Trump, aún no ha aparecido un verdadero líder demócrata que pueda ser la imagen de oposición. En muchas ocasiones, la propia imagen de oposición al presidente aparece en los numerosos ex trabajadores que van desfilando por la administración Trump desvelando el funcionamiento y la manera de actuar del  día a día del que se dice el hombre más poderoso del planeta.

Hasta ahora, ya se han posicionado seis candidatos, a los que habrá que sumar probablemente un mínimo de diez más. Son muchos los posibles aspirantes, desde el antiguo rival que le disputó a Hilary Clinton la candidatura, Bernie Sanders, hasta el ex vicepresidente Joe Biden o la senadora Elizabeth Warren, a la que Trump denominó “senadora Pocahontas” haciendo referencia a sus supuestos antepasados nativos.

Elizabeth Warren y Joe Biden

Pronto comenzaremos a saber más, y sin duda, las primarias del Partido Demócrata va a ser uno de los eventos internacionales del año.

Venezuela

Otro de los temas trascendentales en el panorama internacional con el que ha comenzado este año es la crisis política de Venezuela.  

Tras las elecciones presidenciales en mayo del año pasado, Nicolás Maduro fue elegido presidente en unas elecciones cuestionadas por falta de transparencia por la ONU, la UE o la Organización de Estados Latinoamericanos entre otros.

El 10 de enero, Nicolas Maduró asumió el cargo de Presidente de Venezuela. Sin embargo, el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, apelando al artículo de 233 de la Constitución Nacional, juró el cargo de presidente de Venezuela el 23 de enero. Enseguida Estados Unidos  y otros países han reconocido a Guaidó como presidente venezolano. Desde Europa se ha establecido un periodo de 8 días para que Maduro convoque elecciones o reconocerá a Guidó. En medio de la agitación, la cúpula militar ha dado su respaldo a Maduro. La situación en el país es insostenible y los disturbios se suceden por todo el país y en especial, en Caracas. La solución no se adivina ni cercana en el tiempo ni tranquila. La presión internacional cada vez es más fuerte contra Maduro que se va a ver obligado a convocar elecciones bajo la observancia  internacional.

El año que acaba de empezar a andar va a estar cargado de citas políticas que pueden cambiar el orden geopolítico. La sucesión de Putin, la posible nueva crisis económica, la desaceleración China, Corea del Norte y sus nuevas posiciones diplomáticas, el terrorismo islamista en el Sahel o la derrota definitiva del ISIS son solo algunos de los retos que tiene por delante este 2019 y que analizaremos desde The Global World. Desde luego, va a ser un año apasionante.

Autor: Carlos Bielsa

 

No hay comentarios

Añade tu comentario

error: Content is protected !!