El reparto del Mar Caspio

El reparto del Mar Caspio

El Caspio es la masa de agua interior más extensa del
mundo. Con una extensión superior a la de Alemania en kilómetros cuadrados y
compartido por cinco países, la categorización entre mar o lago por fin se ha
dilucidado el pasado agosto tras
20 años de negociaciones.

Este acuerdo
tiene implicaciones económicas, políticas y militares en una zona de especial
transcendencia geopolítica debido a la potencial riqueza de hidrocarburos que
alberga en el subsuelo. Un enclave geoestratégico entre Asia y Europa.

El problema del Caspio comienza con la caída del bloque soviético en la década de los 90. Hasta ese momento, los asuntos del Caspio se dilucidaban entre Moscú y Teherán. Sin embargo, con la aparición de tres países más – Kazajistán, Turkmenistán y Azerbaiyán- las dificultades de acuerdos se multiplicaron a la hora de repartirse el pastel.

Situación geográfica del Mar Caspio

Pero, ¿qué implicaciones tiene la catalogarización de mar o lago? Aunque parezca un asunto nimio, las repercusiones entre una y otra categoría tiene consecuencias importantes. Los mares son considerados internacionales, y se rigen por la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar. Por otra parte, los lagos tienen una legislación mucho más restrictiva y en consecuencia los países ribereños tienen un mucho más poder de decisión sobre él.

El acuerdo firmado
entre los cinco países otorga al Caspio un estatus especial en el que se
reparten cuotas de pesca, zonas del lecho marino y se impide la presencia
militar de cualquier otro país que no sea ribereño.

«El mar Caspio solo pertenece a los países del Caspio»

Hasán Rohaní, Presidente de la República Islámica de Irán. Agosto 2018

La importancia de este acuerdo está fundamentado por diferentes factores. En primer lugar, la riqueza de hidrocarburos es enorme.Sólo los recursos probados – que no estimados- son de unos 300.000 metros cúbicos de gas y más de 50.000 millones de barriles de petróleo. Para hacernos una idea, España consumió el año pasado 485 millones de barriles de petróleo, se podría satisfacer la demanda de petróleo de España durante más de 100 años con esos recursos.

Las petroleras establecen que hasta 125
metros de profundidad se consideran aguas poco profundas, con lo que la
extracción es sencilla y barata. Entre 125 y 1500 metros ya se consideran aguas
profundas donde los costos se disparan, aunque las nuevas técnicas están
abaratando cada día más la extracción a esas profundidades. A mayor profundidad
se denominan aguas ultraprofundas

Según los estudios geológicos
realizados,  la extracción en el Caspio
resultaría, en mayor medida, fácil y barata. Debido a que profundidad media es
de 170m, por lo que es bastante fácil de acceder a los recursos en gran parte
de la masa de agua.

Otra de las grandes implicaciones que tiene este acuerdo es la posibilidad de la construcción del gaseoducto Transcaspiano. Algo a lo que se había opuesto tradicionalmente Rusia.  El Transcaspiano permitiría que Turkmenistán pudiera conectar sus recursos con Europa vía Azerbaiyán y Turquía.

Hasta ahora,
el gas turcomano llega a Europa necesariamente a través de Rusia, dándole a
Moscú su tradicional poder en materia energética sobre Europa. Sin embargo, la
construcción de este gaseoducto reduciría la dependencia europea de Rusia
disminuyendo a la vez el poder del Kremlin en cuestión energética. 

Así mismo, el
acuerdo establece que no se podrán establecer bases militares extranjeras a
orillas del Caspio ni presencia militar de otros países foráneos en sus aguas,
mientras que la flota rusa allí desplegada podrá moverse por toda la extensión
de agua. Garantizando con ello Rusia su hegemonía en la región.

Sin embargo, los acuerdos alcanzados no acaban aquí. La intención de estos países,y en especial Rusia, es llegar a una integración económica regional, y hacia eso va encaminada la creación del Foro Económico del Caspio que se acordó en esta misma cumbre. El comercio de Rusia con el resto de los Caspian Five es de más de 22.000 millones de dólares, y su actividad comercial no hace más que crecer en la zona. Por ello, a este acuerdo se le suma una serie de proyectos de infraestructuras para incentivar y mejorar la conexión portuaria, ferroviaria y por carretera entre los países. En este marco, es destacable el eje Norte-Sur que se está desarrollando entre Rusia, Azerbaiyán e Irán y que permitirá la conexión desde Rusia hasta el mar Arábigo.

Rusia es el mayor inversor de la zona, por ello, va a implmentar la atención en su Plan Estratégico de Desarrollo de Puertos en el Caspio, con la construcción de un puerto de aguas profundas cerca de la ciudad de Kaspiysk que permitirá la carga y descarga de barcos de grandes dimensiones, junto con su flota militar.

Diferentes aspectos relacionados con el turismo, medio ambiente y seguridad concluyen los acuerdos alcanzados entre los autodenominados Caspian Five

El acuerdo firmado en agosto, del que darán continuación otros para concretar algunos aspectos menores, no sólo  tiene una  gran importancia para la región, sino que también reviste de  un gran interés a nivel internacional y geopolítico. Tanto Washington como Bruselas han estado muy pendientes del asunto. No hay duda que con la firma del acuerdo, el Caspio cobra aún mayor  protagonismo e interés en el nuevo panorama geoestratégico que se avecina en la región.

Autor: Carlos Bielsa

 

No hay comentarios

Añade tu comentario

error: Content is protected !!