Las guerras de Chechenia. La primera cruzada de Putin.

policeman walking near tanks

Las guerras de Chechenia. La primera cruzada de Putin.

Chechenia es una más de las ochenta y cinco entidades federales que componen la Federación Rusia: 22 repúblicas, 3 ciudades federales, 46 óblast, 4 distritos autónomos, 9 krais y una región autónoma. Para entender su complejidad y la participación de esta en la guerra de Ucrania debemos analizar su historia reciente y las dos guerras chechenas que acabaron con la integración de la región en la Federación Rusa. Chechenia se sitúa en el Cáucaso, entre el mar Negro y el Caspio y, entre otros recursos, es rica en petróleo.

Tras la caída del bloque soviético en 1991, las más de cien nacionalidades que habitaban en el inmenso territorio de lo que iba a ser la Federación Rusa, aspiran a una mayor autonomía de Moscú, cuando no la independencia.

Chechenia es una región rica en petróleo situada en el Cáucaso, entre el mar Negro y el Caspio

Boris Yeltsin, en ese momento presidente de Rusia, comenzó a firmar tratados con multitud de nacionalidades para llegar a acuerdos e integrarlas en lo que iba a convertirse en la actual federación rusa. El éxito de Yeltsin es abrumador y consigue pactar con 86 de las 88 nacionalidades reconocidas. Únicamente dos, Tartaristán y Chechenia, ambas musulmanas y ricas en petróleo, con las que no llegaría a un acuerdo.

En 1994, Tartaristán firma la integración en la federación quedando únicamente Chechenia como región discordante. EL pueblo checheno –musulmán– había intentado independizarse primero del imperio ruso, y después de la recién creada URSS, tanto es así, que durante la II Guerra Mundial los chechenos apoyaron a Hitler ya que les había prometido la independencia frente a Stalin. Tras la derrota de los alemanes, Stalin, que era georgiano, país vecino de Chechenia y con el que siempre había existido una gran rivalidad, deporta a más de medio millón de chechenos a Siberia e inicia un proceso de rusificación, al igual que en todo el territorio soviético, y que no tendrá mucho éxito.

Es por ello, que el sentimiento nacionalista de Chechenia era considerable. En 1991, el partido independentista (Congreso Nacional del Pueblo Checheno) entra en el parlamento regional, asesina al representante del PCUS arrojándolo por la ventana y convoca elecciones, que gana con el 90% del voto y un 70% de participación proclamando inmediatamente la independencia.

Aprovechando la situación, la región occidental de Chechenia, Ingusetia, se independiza en 1992 con el apoyo de Rusia que le promete los territorios de Osetia del Sur. Es cuando estalla una guerra civil en Chechenia en la que Rusia apoyará a los rebeldes, primero armándolos y después enviando tropas rusas y realizando bombardeos. En este momento comienza, de forma oficial, la primera guerra de Chechenia que vamos a dividir en varias etapas:

  • Primera etapa (diciembre de 1994): Rusia entra en Chechenia por tres frentes para tomar la capital, Grozni. El avance es sumamente lento y muchos soldados desertan o boicotean el avance.
  • Segunda etapa (1995): Toma de Grozni tras durísimos enfrentamientos, un largo asedio de más de 5 meses y bombardeos indiscriminados que provocan la muerte de unos 35.000 civiles. Los rusos entran en la capital y la resistencia chechena se hace fuerte en las zonas montañosas y el sur de la región.
Grozni

Las tropas rusas son acusadas de violaciones a la población civil y torturas a los presos. Por ello, muchos de los apoyos locales iniciales comienzan a perderlos.  Además, los chechenos llaman a la yihad, por lo que miles de yihadistas acudirán para luchar contra Rusia. Así mismo, los chechenos utilizan como arma los secuestros como medida de presión contra el Kremlin. Uno de estos episodios es el secuestro del hospital de Budionnovsk (1995) en el que murieron más de 200 personas, la mayoría rehenes.

  • Etapa final. Dudáyev, el líder checheno, es asesinado. Los chechenos reconquistan la capital, Grozni (agosto de 1996). Las altas bajas de ambos bandos hacen que, finalmente, se firme la paz en mayo de 1997. A lo largo del conflicto se estima que las bajas chechenas podrían ser más de 75.000. Así mismo, se han documentado crímenes de guerra cometidos por Rusia.

Con el fin de la primera guerra chechena, la región pasa a ser, de facto, independiente. Las tropas rusas se retiraron y se estableció un gobierno autónomo. Sin embargo, la paz no fue duradera, después de tres años comenzará otro conflicto que será la secuela de la guerra.

Segunda guerra chechena

Tras la tregua, la región pasó a denominarse República Chechena de Ichkeria, de facto independiente de la federación rusa pero sin reconocimiento internacional alguno. Tras la retirada de las tropas rusas, la delincuencia se apoderó del territorio. La devastación y la falta de oportunidades provocó que los secuestros de chechenos por el territorio ruso se convirtieran en una actividad económica más, llegando a ser la primera fuente de ingresos para el país. La radicalización del gobierno checheno que pretendía instalar la ley islámica, la Sharía, se estaba convirtiendo en una fuente de inestabilidad en toda la región del Cáucaso.

El grupo terrorista (Brigada Internacional Yihadista) que tenía una gran influencia en el gobierno provoca que Chechenia invada el territorio del Daguestán -región que está en la frontera oriental de Chechenia- con el fin de crear un estado islámico en el Cáucaso que integrara otras regiones como la de Osetia del Sur en Georgia.

En agosto de 1999 comienzan las operaciones militares, los chechenos invaden el Daguestán. Al contrario de lo que pretendían, la población local apoyó a la administración rusa y los chechenos se tuvieron que retirar un mes después.

Rusia responde con bombardeos indiscriminados por parte de la aviación sobre el territorio checheno y que serán respondidos con atentados terroristas chechenos en Rusia.

En una segunda fase, el gobierno del recién elegido presidente Putin declara al gobierno de Grozni ilegítimo y las fuerzas terrestres rusas penetran en el territorio invadiéndolo. En un principio, el objetivo era únicamente las regiones del norte, pero finalmente, la invasión de Chechenia será total.

En el 2000, con prácticamente todo el territorio bajo el control del Kremlin, Putin instauró un gobierno prorruso en Chechenia, con Ajmat Kadýrov a la cabeza. Cuatro años más tarde será víctima de un atentado por parte de los independentistas durante un desfile perdiendo la vida y siendo remplazado por su hijo,  Ramzán Kadýrov.

El nuevo presidente se ha rodeado de una guardia pretoriana de más de 500 miembros que lo protegen para evitar lo que le sucedió a su padre. Así mismo, comanda a los Kadýrovtsy, una milicia compuesta por unos 5000 hombres que siembran el terror en la región y eliminan cualquier disidencia con el régimen impuesto. Es por ello, que las fuerzas rusas han podido retirarse de la zona e implantar un gobierno leal a Moscú, mientras que Kadurov, gobernando ese territorio como un auténtico señor feudal, ha sido acusado de tortura y asesinato en diversas ocasiones mientras Moscú mira para otro lado. De la misma manera, los independentistas chechenos han perpetrado hasta diez intentos de asesinato a Kadurov y numerosos atentados, el más destacado, el del teatro Dubrovka de Moscú, que se saldó con 170 muertos.

No es casual que Kadyriiv y su ejército personal, compuesto ahora por más de 10.000 hombres sean parte de los invasores de Ucrania. Con una fama de sanguinarios y avezados en el combate urbano, Putin pretende que sea su punta de lanza en la conquista de Ucrania.

Autor: Carlos Bielsa

 

No hay comentarios

Añade tu comentario

error: Content is protected !!